Los Marginados 2

Sri Lanka: Los dioses de la jungla

Las dos etnias mayoritarias, cingaleses y tamiles, que pueblan Sri Lanka, viven en un antagonismo milenario. Sólo a través de sus fiestas religiosas alcanzan un cierto grado de coexistencia.

El Esala Perahera, uno de los festivales más espectaculares del mundo, es la gran fiesta de los cingaleses budistas. El Festival de Kataragama refleja las creencias hinduistas de los tamiles que se consideran la minoría oprimida.

Sacrificios rituales y mortificaciones corporales cruentas se conjugan con vibrantes danzas que provocan el trance y el éxtasis de sus practicantes.

La realidad social de este país queda reflejada a través de los modestos pescadores de Negomo, las mujeres tamiles que recogen las hojas de té descalzas y los trabajadores que hunden su cuerpo en los pozos de las minas de Ratnapurna para buscar los rubíes y topacios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *