Los Marginados 2

LAS EMINENCIAS SILENCIOSAS DE JAPÓN

Publicado el

Japón es el segundo país industrial más poderoso del mundo, pero las mujeres apenas tienen puestos directivos de poder. En la actualidad no hay más que veintidós mujeres en el Parlamento frente a ochocientos hombres. Doscientas japonesas son jueces y sólo un uno por ciento de los notarios y procuradores son mujeres.

Las japonesas suelen trabajar hasta los veintitrés años. El sesenta por ciento de los matrimonios se arreglan a través de casamenteros oficiales, familias amigas o centros matrimoniales con servicio de ordenadores.  Los hombres diferencian entre la esposa que les dará hijos y la amante que les proporcionará el placer erótico.

En la sociedad japonesa los cónyuges viven en dos esferas separadas. El japonés tiende a pasar su tiempo libre con sus compañeros de trabajo y en esa vida social no incluye nunca a la esposa. A pesar del avanzado progreso tecnológico que ofrece a las mujeres todo tipo de electrodomésticos y alimentos preparados, las amas de casa sufren una fuerte alienación. Japón es el país con mayor índice de suicidios de menores de dieciséis años y mujeres que se sienten solas.

A través de las entrevistas con la Viceministra de Asuntos Exteriores, la licenciada en Derecho Ery Nemoto, las mujeres que sufrieron sobre su piel los efectos de la bomba de Hiroshima, las mujeres policía y las desconchadoras de ostras, se perfila la panorámica de un pueblo profundamente amante de sus tradiciones y abierto como ningún otro país de Oriente a los modelos culturales y estéticos que les llegan de Occidente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *